¿Por qué sangran las encías?

21 de marzo de 2022 Odontología en General

Aunque la mayoría de nosotros relacionamos el sangrado de encías con la gingivitis o la periodontitis, lo cierto es que hay otras muchas causas. ¿Cuáles son? ¿Qué medidas preventivas podemos tomar? ¿Qué debemos hacer si tenemos sangrado? ¿Hay algún remedio natural eficaz para tratar el sangrado? Respondemos a todas estas preguntas.

Sangrado de encías: Preguntas y respuestas

¿Por qué sangran las encías?
Las encías son tejidos cuya misión es la de proteger a las piezas dentales de todo tipo de bacterias o restos de alimentos que ingerimos. Se pueden inflamar por una higiene bucodental deficiente o incorrecta afectando al tejido gingival y deteriorando a su vez los huesos produciendo un daño mayor si cabe.

Una encía que sangra presenta un problema basado en la inflamación y en Enbata Dental te ayudamos a acertar con la causa que genera esa inflamación que principalmente suele ser por la acumulación de placa bacteriana aunque puntualmente pueden haber otras causas como un embarazo, la toma de determinados fármacos o incluso algún origen vírico.

Es muy importante un cepillado correcto para evitar que se acumule placa bacteriana de manera constante lo que acabará produciendo una gingivitis, si no se trata a tiempo la gingivitis casi seguro se convertirá en una afección más grave que afectará al hueso, la periodontitis.

En ocasiones una anatomía dental muy concreta o el uso de brackets puede facilitar la acumulación de bacterias aunque nos limpiemos la dentadura con frecuencia, para estos casos deberemos optar por un irrigador bucal o una limpieza profesional puntual.

La prevención es muy importante para evitar problemas mayores, en cuanto detectes cualquier afección en la encía llama a tu dentista

¿Qué otras causas provocan el sangrado de encías?
Además de la gingivitis y la periodontitis el sangrado de encías puede tener otras causas como: el cepillado de dientes fuerte y/o un uso incorrecto del hilo dental, la falta de vitamina K, el bruxismo, las hemorragias, los cambios hormonales, aftas orales, algunos medicamentos como los anticoagulantes (la aspirina, por ejemplo), dentaduras mal fijadas, las enfermedades del corazón, el escorbuto, la anemia o la diabetes o el estrés.

En la prevención está la clave
La mejor forma de evitar es prevenir con buenos hábitos acudiendo al dentista cada 6 meses o un año, llevar una dieta saludable, beber agua con frecuencia, evitar el alcohol y el tabaco y masticar verduras y frutas crudas. En el caso de utilizar prótesis dental hay que asegurarse de que no haya rozamientos que afecten.

La buena higiene bucal es fundamental, que incluya un cepillado suave, incluido en la lengua, cepillo interdental, hilo dental con cuidado y colutorio. También es importante realizarse una limpieza bucal profesional cuando lo indique el odontólogo, y muy importante, el cepillo de dientes debe ser de cerdas suaves.

 

¿Cómo se puede tratar el sangrado de encías?
Aunque cuando las encías sangran todos tendemos a dejar de cepillarnos los dientes, debemos hacer todo lo contrario. El enjuague bucal y el cepillado suave pueden ser la solución en los casos más leves. Si reviste mayor gravedad lo mejor es acudir al dentista.

Una buena higiene bucal nos librará de posibles problemas en la encía provocados por la acumulación de sarro

¿Cómo debemos tratar los síntomas de problemas en las encías?
Previa exploración en la clínica dental de toda la cavidad bucal y de los tejidos gingivales se establece un diagnóstico acorde al paciente para acertar con el tratamiento adecuado.

Gingivitis

En caso necesario es conveniente realizar una reeducación de los hábitos de higiene bucodental para evitar que vuelva a suceder el problema. Para ello habrá que tener en cuenta que una limpieza dental adecuada se basa en la limpieza diaria de entre 2 ó 3 veces durante 3 minutos como mínimo. Pasaremos también un cepillo interdental o un hilo dental para quitar los restos de comida más escondidos.

 

Tratamiento para el sangrado de encías
Inicialmente se procede a la eliminación del sarro y la placa bacteriana acumulada en la zona afectada mediante un raspado con diferentes instrumentos.

Si el dentista lo estima, se administrarán antibióticos y clorhexidina para evitar que vuelvan las bacterias.

En caso de que esté muy afectada la zona se podría llegar a proponer una cirugía periodontal con el objetivo de acceder a zonas en las que no hay manera de hacerlo con la rutina de limpieza diaria.

Una vez solucionada la afección, es conveniente seguir a rajatabla una limpieza bucodental diaria y rigurosa.

Algunos remedios naturales para el sangrado de encías
Una infusión o enjuague con agrimonia o los enjuagues de salvia ayudan a tener unas encías más saludables. En cualquier herboristería se pueden encontrar estas plantas sin problemas.

Estos son tan solo algunas recomendaciones, en cualquier caso lo mejor es preguntar al dentista cuando veamos los primeros síntomas.

En Enbata Dental somos especialistas en el tratamiento de patologías relacionadas con el sangrado de encías, te podemos ayudar llamando al 943 62 00 27.

Comparte este artículo
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Pin on Pinterest
Pinterest